Error
  • XML Parsing Error at 1:317. Error 9: Invalid character

Iniciar Sesin



Visitantes

Tenemos 5 invitados conectado(s)

Recientes

Chat Catlico

Programa Anual 2012

Descargar Programa
Programa anual

PDF Imprimir E-mail
Escrito por Administrator   
Martes, 08 de Junio de 2010 07:27

Llamada en los Evangelios ‘la Madre de Jesús’, María es aclamada bajo el impulso del Espíritu como ‘la madre de mi Señor’ desde antes del nacimiento de su Hijo. En efecto, Aquél que Ella concibió como hombre, por obra del Espíritu Santo, y que se ha hecho verdaderamente su Hijo según la carne, no es otro que el Hijo eterno del Padre. La Iglesia confiesa que María es verdaderamente Madre de Dios”, explica el Catecismo de la Iglesia Católica en el número 495.

Para hablar de María, no hace falta más que conocer a Jesús, “lo que la fe católica cree acerca de María se funda en lo que cree acerca de Cristo, pero lo que enseña sobre María ilumina a su vez la fe en Cristo.” (Idem 487).

En el Misterio de la Iglesia “se le reconoce y se le venera como verdadera Madre de Dios y del Redentor, más aún, es verdaderamente la madre de los miembros (de Cristo) porque colaboró con su amor a que nacieran en la Iglesia los creyentes, miembros de aquella cabeza” (San Agustín).

advocaciones

María en la Iglesia

El papel de María con relación a la Iglesia es inseparable de su unión con Cristo, deriva directamente de ella. “Esta unión de la Madre con el Hijo en la obra de la salvación se manifiesta desde el momento de la concepción virginal de Cristo hasta su muerte” (LG 57). Se manifiesta particularmente en la hora de su pasión: La Bienaventurada Virgen avanzó en la peregrinación de la fe y mantuvo fielmente la unión con su Hijo hasta la cruz. Allí, por voluntad de Dios, estuvo de pie, sufrió intensamente con su Hijo y se unió a su sacrificio con corazón de Madre que, llena de amor, daba su consentimiento a la inmolación de su Hijo como víctima. Finalmente, Jesucristo, agonizando en la cruz, la dio como madre al discípulo con estas palabras: “Mujer, ahí tienes a tu hijo” (Jn 19, 26-27).

Como lo manifiesta la Sagrada Escritura, después de la Ascensión de su Hijo, María estuvo presente en los comienzos de la Iglesia con sus plegarias, y reunida con los apóstoles y algunas mujeres, “María pedía con sus oraciones el don del Espíritu, que en la Anunciación la había cubierto con su sombra”.

Preservada libre de toda mancha de pecado original, terminado el curso de su vida en la tierra, María fue llevada a la gloria del cielo y elevada al trono por el Señor como Reina del universo, para ser conformada más plenamente a su Hijo, vencedor del pecado y de la muerte, así la Asunción de la Santísima Virgen constituye una participación singular en la Resurrección de su Hijo y una anticipación de la resurrección de los demás cristianos.

El culto a la Virgen

“La piedad de la Iglesia hacia la Santísima Virgen es un elemento intrínseco del culto cristiano” (MC 56). La Santísima Virgen es honrada por la Iglesia con un culto especial, desde los tiempos más antiguos se le venera con el título de “Madre de Dios” bajo cuya protección se acogen los fieles suplicantes en todos sus peligros y necesidades. Pero María no es sólo Madre de Dios, es Madre nuestra, es protectora, auxilio, consuelo, salud. Y es conocida no sólo como María, sino como Virgen de Guadalupe, Virgen del Carmen, de los Remedios. Su gracia y su amor a los hombres es tan grande que ha buscado parecerse más a su gente para que se sientan identificados con Ella. Aunque el culto que se la da a Ella es diferente al que se le brinda a los santos, o al mismo Jesús, ya que a la Virgen se le venera y a Dios se le adora, es perceptible para cualquier persona, que María encuentra manifestaciones del amor que se le tiene en el sinfín de fiestas litúrgicas dedicadas a Ella durante el año, y no sólo en un país, sino en el mundo entero. En las oraciones marianas, en el Santo Rosario, en los pasajes de su vida narrados en la Biblia y desde luego a través sus propias manifestaciones, conocemos a la Virgen, a María, la Madre de Dios en diversas advocaciones.

coronacion virgen

¿Qué significa “Advocación”?

El Diccionario de la Lengua Española manifiesta que la palabra “advocación” proviene del latín advocatĭo, -ōnis que significa tutela, protección o patrocinio de la divinidad o de los santos a la comunidad o institución que toma su nombre, pero también es una denominación complementaria que se aplica al nombre de una persona divina o santa y que se refiere a determinado misterio, virtud o atributo suyos, a momentos especiales de su vida, a lugares vinculados a su presencia o al hallazgo de una imagen suya, por ejemplo: Cristo de la Agonía, Virgen de la Esperanza, Virgen del Pilar, entre otras. Así, una advocación mariana es una alusión mística relativa a apariciones, dones o atributos de la Virgen María. La Iglesia Católica reconoce innumerables advocaciones en torno a la figura de la madre de Jesús, a las cuales se rinde culto de diversas maneras. Existen dos tipos de advocaciones: las de carácter místico, relativas a dones, misterios, actos sobrenaturales o fenómenos prodigiosos de la Virgen, como: la Anunciación, Presentación o Asunción; y las apariciones terrenales, que en muchos casos han dado lugar a la construcción de santuarios dedicados a la Virgen, como la de Guadalupe en México, la Divina Pastora en (Barquisimeto, Venezuela), la Virgen de Coromoto (Guanare, Portuguesa, Venezuela), advocaciones que a menudo dan lugar a múltiples patrocinios (como “virgen protectora”) de pueblos, ciudades, países, o continentes, entidades o cofradías.

Las advocaciones marianas se suelen nombrar con las fórmulas “Santa María de”, “Virgen de” o “Nuestra Señora de”. Igualmente, las advocaciones suelen dar lugar en muchos casos a nombres propios femeninos, compuestos del nombre María y su advocación: María del Carmen, María de los Dolores, María de Lourdes, entre otros. Aunque cada una de las advocaciones cuenta con un día especial de celebración, la Iglesia Universal lo hace de forma conjunta el día 8 de septiembre o primer domingo de septiembre, el día que celebra las “apariciones de la Santísima Virgen en los más célebres santuarios”.

El mes de María: Mayo

Aunque existen cientos de advocaciones Marianas, la Madre de Dios es sólo una: la Virgen María, lazo del hombre con Dios, que aunque se ha aparecido milagrosamente en distintos lugares, desde tiempos inclusive anteriores a su Ascensión a los cielos y hoy muchos de estos lugares son centros de peregrinación que visitan personas de todo el mundo, se ha buscado que los fieles de manera más especial tengan signos de amor y devoción hacia María con un mes especial dedicada a Ella: Mayo. Esto proviene desde hace siglos, de modo que el mismo sentimiento que había inspirado a los servidores de María a honrarla cada día mediante diversas prácticas, cada semana con la devoción del sábado, cada mes por la celebración de alguno de sus misterios, los ha llevado, en los últimos tiempos a consagrarle cada año un mes entero. Y para ello han elegido el más bello de los meses, mes en el que no había ninguna fiesta particular.  La iglesia ha alentado esta devoción, Mayo mes de María.

Por: Alba Juárez Amador
Fuente: koinonia.com .mx

Última actualización el Martes, 08 de Junio de 2010 07:32
 

Pgina de la Legin de Mara

Pgina de la Regia "Nuestra Seora del Rosario" de la ciudad de Puebla, Mex. Los comentarios expresados aqu son responsabilidad de sus respectivos autores y no representan el punto de vista de la Organizacin, ni de los lineamientos expresados en el Manual

Santoral

Visitas: Ver estadsticas
Aviso de Privacidad: La Regia Nuestra Seora del Rosario., con domicilio en Casa de la Cristiandad Av. 33 oriente1625, El Mirador Puebla, Pue., Utilizar sus datos personales aqu recabados para estar en comunicacin con usted a travs de medios electrnicos. Para mayor informacin acerca del tratamiento y de los derechos que puede hacer valer, usted puede acceder al aviso de privacidad completo a travs del siguiente Enlace: Aviso de privacidad completo
 

Da tu Opinin

Qu fruto esperas de la visita del Papa?
 

Comunidad

Sguenos en

Sigue a la Legion en FaceBook


http://ggarciap.blogspot.com

Misal

Formatos

DESCARGAR Descargar Formatos Legionarios
Para control de tesoreria, informe a Regia, etc.