Error
  • XML Parsing Error at 1:317. Error 9: Invalid character

Iniciar Sesin



Visitantes

Tenemos 2 invitados conectado(s)

Recientes

Chat Catlico

Programa Anual 2012

Descargar Programa
Programa anual

PDF Imprimir E-mail
Escrito por Administrator   
Lunes, 02 de Marzo de 2009 11:55

OBJETIVO
Dios asoci a Mara, "cuando lleg la plenitud de los tiempos", a su obra maestra, que fue el envo de su Hijo al mundo. Por eso nos acercamos a Mara, Madre de Dios y Madre nuestra, con amor y confianza.

1. REVISIN DEL TRABAJ PERSONAL
Expondremos cmo cumplimos el trabajo personal durante la semana y qu experiencias tuvimos al cumplirlo.

2. PARTIR DE LA EXPERIENCIA Y REVIVIRLA
Hablaremos voluntariamente de nuestras experiencias.
1. Qu entiende la gente cuando oye "la plenitud de los tiempos"?
2. Has pensado en la paciencia que Dios tiene para ensearnos la verdad? Cuntanos tus experiencias.
3. Por qu decimos que Mara es Madre de Dios?

3. DOCTRINA O CONTENIDO DEL TEMA
Lectura participada y comentada, cada uno de nosotros leer en voz alta un prrafo y al final haremos comentarios.

"Pero, al llegar la plenitud de los tiempos envi Dios a su Hijo, nacido de mujer,
nacido bajo la ley, para rescatar a los que estaban bajo la ley,
y para que recibiramos la filiacin adoptiva"
(Ga 4,4-5).

"La plenitud de los tiempos"

Esta frase es muy importante en la Sagrada Escritura y en la doctrina de la Iglesia y tiene dos significados. Significa desde luego que el tiempo de la historia ha llegado a un punto de madurez. As como cada persona tiene su tiempo de vida y empieza a vivirla de manera imperfecta y va mejorando hasta alcanzar su madurez y entonces es capaz de hacer cosas valiosas que antes no poda hacer, as tambin la humanidad, que comenz hace varios millones de aos, lleg a su plenitud hace apenas dos mil aos.
"Muchas veces y de muchos modos habl Dios en el pasado a nuestros Padres por
medio de los Profetas; en estos ltimos tiempos nos ha hablado por medio del Hijo"
(Hb 1,1,2)

La historia del hombre es una historia de pecado, pero es tambin y sobre todo una preciosa, larga y creciente historia de amor de Dios. Dios se dign darse a conocer a la humanidad perdida.

Dios no se dio a conocer al mismo tiempo a todos los pueblos de la tierra; eligi a un hombre llamado Abraham al cual le prometi que de l nacera un pueblo. Ese pueblo tuvo que aprender a vivir con Dios y que recibir el cumplimiento de la promesa del Salvador (esta promesa la hizo Dios cuando descubri el pecado de Adn y Eva). Y cumplida esa promesa, Dios se dara a conocer a todos los pueblos, porque El "quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de Dios".

As, pues Dios, con inmenso cario y paciencia para el hombre, empez esa obra de darse a conocer despertando la fe en la tierra. Y empez con un solo hombre al que le dijo: "Vete de tu tierra y de tu patria, y de la casa de tu padre, a la tierra que yo te mostrar". Dios hizo un pacto, una alianza, con ese hombre:

"Mira al cielo y cuenta las estrellas, si puedes contarlas. Y le dijo: As ser
tu descendencia. Y crey l en Yahv, el cual se lo tom como justicia"
(Gn 15,5-6)

Renov esta promesa a Isaac, hijo de Abraham, y a su nieto Jacob. Despus, durante la esclavitud del pueblo israelita en Egipto, Dios eligi a Moiss para que la liberara de la esclavitud y le diera la estructura de un pueblo, con su ley y sus instituciones. Ese pueblo pas muchos aos para poder aceptar la verdad importantsima que Moiss les haba enseado: "Escucha, Israel: el Seor, nuestro Dios es el nico Seor".

Con amor y paciencia Dios permiti el paso de miles de aos para ensear a ese pueblo que "slo hay un Dios" y que los dems no son dioses sino hechura de las manos de los hombres. Tambin tuvo Dios que aguantar mucho para que el hombre se diera cuenta de que no puede cumplir la ley de que es pecador y necesita de un salvador. Para lograrlo, Dios repeta continuamente su promesa a travs de los profetas.

Cuando la humanidad estaba ms necesitada de la presencia de Dios y cuando el pueblo elegido haba llegado a darse cuenta de que era pecador y que ofenda a su Padre Dios, fue cuando lleg el momento de la venida del Salvador. En este sentido se puede hablar de una "plenitud de los tiempos ".

Pero la frase "la plenitud de los tiempos" significa tambin que la venida del Hijo de Dios a la tierra hace que "los tiempos de la historia del hombre" lleguen a plenitud. Es Jess, el Hijo de Dios, hecho hombre el que hace que el hombre -y su tiempo- lleguen a plenitud. Jess es la plenitud del hombre y es la plenitud del tiempo.

Mara en la "Plenitud de los Tiempos"

Dios eligi una mujer para realizar su obra de hacer que su Hijo-Dios se hiciera hombre. Necesitaba una madre y Dios se la prepar. La hizo toda limpia de pecado, porque su Hijo debera ser hombre en todo menos en el pecado. Por eso la hizo "inmaculada", que quiere decir "sin mancha". Esa gracia de ser "inmaculada" Dios quiere darla a todos, pero a Mara desde el momento de su concepcin. A nosotros nos la dar cuando consume su obra en nosotros.

Mara es la mujer perfecta porque Dios la hizo toda pura y porque ella siempre le crey a Dios y fue dcil a todo lo que Dios le pidi. La accin de Dios y la respuesta obediente de Mara realizaron la "plenitud de los tiempos", la entrada de Dios a la humanidad.

"Abre mis ojos Seor para que contemple las maravillas de tu voluntad". Alegrmonos en la obra divina de la Encarnacin y en la eleccin de la Virgen Mara Madre de Dios.

4. ENCUENTRO CON LA PALABRA DE DIOS
Nos ponemos de pie para escuchar la palabra de Dios. Ga 4,4-5

5. SILENCI Y REFLEXIN
-Dejemos que la palabra de Dios nos transforme. Guardaremos silencio durante algunos minutos para acoger en nuestro interior la palabra de Dios.

6. COMPARAR NUESTRA REALIDAD CON LO QUE NOS PIDE EL SEOR.
Contestaremos voluntariamente a las siguientes preguntas:
1. Cuando oyes las palabras que acabamos de leer Qu le respondes a Dios?
2. Bendices a Dios por el tiempo en que te ha hecho vivir? Por el tiempo que te da? 3. Ves en Mara el modelo de lo que vas a llegar a ser y procuras imitarla?

7. ORACIN COMUNITARIA
Haremos entre todos una oracin comunitaria alabando y dando gracias al seor que con sabidura y amor nos envi a su hijo hacindolo hombre sin que dejara de ser Dios.

8. RESUMEN
La "plenitud de los tiempos" significa que los hombres ya han llegado al momento en que creen en un solo Dios, han recibido la promesa del Redentor del pecado y esperan su llegada. Pero tambin y sobre todo significa que el Hijo de Dios, al entrar a este mundo de los hombres, ha hecho que el tiempo llegue a su plenitud, porque El hace que los tiempos estn llenos de su presencia divina.

Mara fue asociada a la obra principal de la historia, que es la Encarnacin. Dios prepar una Madre para que su Hijo se hiciera hombre: la hizo limpia de todo pecado desde el momento de su concepcin (por eso la llamamos la Inmaculada Concepcin), le dio un grande amor a Dios y a los hombres, le dio la gracia para ser "la esclava del Seor", obediente en todo momento y a todo lo que Dios le pidiera. De esa Madre nacera el Hijo de Dios. Mara fue, pues, el camino para que el Hijo de Dios hiciera "la plenitud de los tiempos".

Que esta obra de Dios suscite en nosotros un agradecimiento fuerte y amoroso a Dios, tan compasivo y lleno de cario para todos los hombres.

9. CANTO.

10. LEE, MEDITA, ACTUA.
Da 1 Mt 1,18-25 Adora a Jess concebido por Mara que fue obra del Espritu Santo.
Da 2 Hb 1,14 Jess es el Hijo de Dios hecho hombre. Adralo con sinceridad y amor! Da 3 Rm 1, 1-3; 2 Tm 8-13 Jess, en cuanto hombre, es el "hijo de David".
Da 4 Flp 2,5-11 Ten los sentimientos de Cristo: es Dios y se hizo hombre en el seno de Mara. Da 5 Lc 1,26-38 Goza con Mara que concibe al Hijo del Altsimo en su seno.
Da 6 Lc 1,39-45 Mara es feliz porque crey. Nuestra felicidad es creer en Dios hecho hombre. Da 7 Lc 1,46-55 Con Mara, engrandece t al Seor, porque ha hecho maravillas!

11. MEMORIZA:
"Vas a dar a luz un hijo... ser llamado Hijo del Altsimo"

12. REPITE FRECUENTEMENTE:
Jess es verdadero Dios y verdadero hombre.

 

Pgina de la Legin de Mara

Pgina de la Regia "Nuestra Seora del Rosario" de la ciudad de Puebla, Mex. Los comentarios expresados aqu son responsabilidad de sus respectivos autores y no representan el punto de vista de la Organizacin, ni de los lineamientos expresados en el Manual

Santoral

Visitas: Ver estadsticas
Aviso de Privacidad: La Regia Nuestra Seora del Rosario., con domicilio en Casa de la Cristiandad Av. 33 oriente1625, El Mirador Puebla, Pue., Utilizar sus datos personales aqu recabados para estar en comunicacin con usted a travs de medios electrnicos. Para mayor informacin acerca del tratamiento y de los derechos que puede hacer valer, usted puede acceder al aviso de privacidad completo a travs del siguiente Enlace: Aviso de privacidad completo
 

Da tu Opinin

Qu fruto esperas de la visita del Papa?
 

Comunidad

Sguenos en

Sigue a la Legion en FaceBook


http://ggarciap.blogspot.com

Misal

Formatos

DESCARGAR Descargar Formatos Legionarios
Para control de tesoreria, informe a Regia, etc.